RECONOCIDO NUTRIÓLOGO AFIRMA QUE ENOJARTE TE HACE ENGORDAR


Alguna vez has escuchado la frase de ¨¿para qué te enojas? Vas a engordar¨, pero aunque te cause gracia esto no es una broma, cuando las personas sentimos enojo nuestro organismo suele segregar cortisol y adrenalina, mismas que causan una ¨hinchazón¨ y las células no terminan liberando energía ocasionando que nuestro peso aumente.

El nutriólogo mexicano Juan Manuel Romero Villa, realizó un estudio para determinar si enojarte en realidad te hacía engordar, llegando a la anterior conclusión. Con dicho estudio decidió escribir el libro ¨El que se enoja engorda¨, presentando los 14 años de investigación que le dedicó al tema, mismos años en los que pudo ver en muchos de sus pacientes con obesidad que eran personas que constantemente se mostraban enojadas.

En su libro destaca que los trastornos de obesidad también tienen origen en causas exógenas, tales como el sedentarismo y la mala alimentación, aunque claro, también influyen las endógenas, como puede ser el síndrome metabólico, los problemas hormonales y la tiroides.

“No solamente se trata de una emoción, el enojo es duelo y a veces también dolor”, destaca el nutriólogo Romero Villa.

El enojo también puede ser una de las causas principales de envejecimiento prematuro, cuando te enojas y te dicen que te saldrán arrugas, se debe a eso, pues este termina deteriorando pulmones y corazón, dicha información la ha dado a conocer la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Y cuando el corazón termina acelerándose más de lo normal, produce más cortisol, los niveles altos de esto ocasiona el deterioro de las paredes de las arterias, además de un acumulamiento de grasa que puede llegar a provocar colesterol.

Así que lo más recomendable para favorecer a tu salud es respirar profundo, exhalar y darse cuenta que cuando uno se enoja hace doble trabajo: enojarse y contentarse, así que lo mejor es tratar de evitar lo primero.

A continuación te presentamos unos pequeños pero prácticos consejos que te ayudarán a controlarte un poco y así evitarás kilitos de más y unas cuantas arrugas innecesarias, toma nota:

1. Vive plenamente el presente:
Deja atrás el pasado porque simple y sencillamente ya pasó, el futuro es incierto así que enfócate en el presente. Perdona y vive, ¡sé feliz!

2. Piensa positivo:
Nada mejor que una mente positiva para lograr grandes cosas, ¡querer es poder!

3. Visualízate:
Motívate imaginando que recuperar la figura que quieres, que puedes usar ese jeans que ya no te quedaba o lucir un sexy bikini, la motivación da pie a todo lo demás.
4. Actúa:
No solo te propongas y propongas, es importante actuar para lograr cada objetivo.

5. No bajes la guardia:
Si has llegado a tu objetivo, por nada del mundo bajes la guardia para que te mantengas en forma y evites caer en el círculo vicioso de antes.

¿De verdad vale la pena enojarse? Ahora que has comprobado que no, analiza la situación y trata de buscarle una solución, evítate kilitos de más y arrugas.

COMPARTE esta valiosa información con tus amigos.

No hay comentarios: