ESTE SENCILLO INGREDIENTES TE AYUDA A BLANQUEAR TUS DIENTES. ¡TODO LO TENEMOS EN CASA!


Beber café o té, fumar o comer alimentos muy especiados puede provocar que tus dientes se pongan amarillos después de un tiempo. Puede que no sea un problema muy serio, pero tener una bella sonrisa es muy importante para la autoestima. Un blanqueamiento profesional suele ser caro y puede tener efectos secundarios en tu dentadura. Pero no te preocupes, tenemos algunas soluciones que ofrecerte.
1. Aceite de coco
Este método proviene de la medicina india ayurvédica. Requiere algo de disciplina, pero los resultados hablan por sí mismos. Todas las mañanas, tienes que enjuagarte la boca con aceite de coco durante 10-20 minutos antes de escupirlo. El aceite solidificado se diluye con la temperatura de la boca. El aceite de coco es muy conocido por sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y blanqueadoras. Si te resulta demasiado incómodo mantener el aceite de coco en la boca puedes ponérselo a tu cepillo de dientes.


2. Carbón activado
Este remedio casero ha demostrado su eficacia desde hace mucho tiempo. Cuando te cepilles los dientes, reemplaza tu pasta de dientes por carbón activado una vez a la semana. Abrasiva por naturaleza, esta sustancia elimina la coloración amarillenta sin dañar el esmalte. También ayuda a remover la placa dental, lo que contribuye a tener una sonrisa brillante y saludable.


3. Limón
Debes tener cuidado con la alta acidez de este ingrediente. El ácido cítrico puede dañar el esmalte de los dientes y las encías. Pero funciona de maravilla contra la coloración siempre y cuando lo apliques en pequeñas dosis, con un bastoncito de algodón, por ejemplo. Frota suavemente las áreas amarillentas una vez a la semana antes de enjuagarte a fondo la boca con agua. Este método está destinado, sobre todo, a los fumadores con manchas marrones en los dientes.

4. Bicarbonato de sodio
Este descalcificador natural pule los dientes al tiempo que elimina la placa dental. El resultado es una sonrisa visiblemente más blanca. Aplica un poquito de bicarbonato de sodio en tu cepillo de dientes dos veces a la semana. La perseverancia es la clave: los dientes recuperarán su blancura después de varios meses de adoptar esta rutina.


¡Aquí los tienes! Estos ingredientes naturales te ayudarán a no avergonzarte nunca más de tus dientes amarillentos. Tampoco hay que olvidar que una adecuada higiene dental es la mejor forma de conservar tus dientes blancos y saludables. ¡Pon a prueba estos tips y ya verás que el color blanco perlado de tus dientes brillará con todo su esplendor!

Comentarios