ASÍ ES EL LUNAR POR EL QUE TIENES QUE IR AL DERMATÓLOGO


Tengo muchos lunares, no te exagero si te digo que tengo cientos de ellos por eso mis visitas al dermatólogo son anuales y si me apuras en ocasiones alguna más. Basta con que me vea algo que no me gusta para que ya pida cita inmediatamente.

Síntomas para preocuparse por un lunar.
Los que más vemos y estamos más al tanto sean quizás los que tenemos en la cara y, en genera,l las partes delanteras del cuerpo. Por eso hay que tirar de espejo o de alguien que te ayude para revisar los lunares a los cuales nuestra vista no tiene acceso. De esta manera estaremos al tanto de cómo evolucionan y si hay alguna señal de aviso.
Hay una regla que la mayoría de los dermatólogos te cuenta, no te olvides de ABCDE, si con un poco de prática las memorizas estarás siempre sobreavisada cuando notes que un lunar empieza a dar malas señales.

A. Asimetría, los lunares independientemente del tamaño tiene el mismo aspecto por todas partes, una mitad debe ser igual a la otra.

B. Bordes, un lunar tiene delimitado su espacio en la piel, sus paredes se notan en cuánto empiezan. Si notas que apenas se nota la diferencia, están poco definidos o son desiguales en su contorno, préstale la debida atención.

C. Color, Puede variar según nuestra piel y nuestra raza, pero hay unos mas llamativos que otros a la hora de tenerlos en cuenta. Muy rojos, rosados, violetas e incluso azules. A mi hace años me quitaron uno del brazo de color azul, parecía tinta de bolígrafo. El médico me dijo que eras un nevus azulado.

D. Diámetro, Siempre hay que estar atentos cuándo crecen por encima de los 6mm de ancho. Si tienes oportunidad observalos con una lupa cuando estés embarazada, es increíble, parecen pequeñas lunas oscuras.

E. Evolución, el lunar nace, crece y si está en perfecto estado se queda igual toda la vida. Sin embargo, prestar atención cuando sangre, pique, se inflame o cualquier otro signo de cambio en poco tiempo.


También hay que tener en cuenta cuando le salen pelitos al lunar y consultar siempre al especialista si el vello es muy oscuro y fuerte. A la hora de querer quitarlo pedir asesoramiento, no te arriesgues a rebanarlo con la cuchilla o pegarle un buen tirón con la cera. Las cremas depilatorias también pueden ocasionarle un daño al lunar ya que son, en su mayoría, muy fuertes en su composición.

ESPERO QUE TE HAYA GUSTADO Y NO TE OLVIDE DE COMPARTIR Y COMENTAR

Comentarios