TODOS TENEMOS DOLORES MUSCULARES POR LA RUTINA DIARIA, ¡PERO POCOS CONOCEN ESTOS INCREÍBLES TRUCOS!


Las pocas horas de sueño, el metro lleno de gente, las horas interminables sentado en la incómoda silla de oficina mirando la pantalla del ordenador... el ajetreo de la vida diaria nos pasa factura en forma de eternos dolores de espalda, cuello y rodillas.

¿Quién no los ha sufrido alguna vez? Lo terrible de estos dolores, a menudo convertidos en contracturas, es que parecen no desaparecer jamás. Pero te hemos traído la solución: solo tienes que buscar un par de pelotas de tenis que tengas por casa (también lo puedes comprar en cualquier todo a 100) y realizar estos sencillos ejercicios.

No tendrás que recurrir al fisioterapeuta, y al día siguiente, ¡te levantarás como si fueras una persona nueva!
Si no tienes pelotas de tenis en casa, también puedes utilizar pelotas de goma (que sean duras, de gran densidad) o bolas de una espuma más blanda, en caso de que las otras pelotas te causen dolor. Una vez que tengas el material, encuentra un rincón en casa donde dispongas de suficiente espacio y, si tienes una alfombra o esterilla para no hacerte daño en el suelo, mejor.

1. Dolor de espalda



Para aliviar la presión de los músculos de la espalda, ya sea debido a una mala postura al sentarse o por pasar todo el día de pie, prueba a realizar el siguiente ejercicio: tumbado, coloca dos pelotas de tenis debajo de tu espalda, en vertical, entre el coxis y las costillas. A continuación, mueve la cadera a ambos lados, de manera que las pelotas rueden por la espalda masajeándola. Si quieres, puedes meter las bolas en un calcetín para que no salgan rodando. Haz respiraciones profundas y repite durante 5 minutos. Ya verás cómo se libera la tensión de esa zona y te sientes mucho mejor.

2. Dolor de cuello



Después de horas mirando la pantalla del ordenador, es casi hasta lógico tener dolores en el cuello. Para relajar los músculos de esta zona, túmbate boca arriba en el suelo y coloca dos pelotas de tenis (preferiblemente dentro de un bolsito o calcetín) en la base del cráneo, bajo tu cuello, de manera que la cabeza se apoye en ella. Aguanta la postura durante un minuto. Lentamente, asiente con la cabeza durante 1 minuto,  y después, mueve la cabeza hacia los lados como si estuvieras negando algo. Repite también durante 1 minuto. Por último, mueve la cabeza hacia un lado, asiente varias veces, muévela al otro lado y vuelve a asentir. Alterna de 1 a 2 minutos.
3. Caderas



El dolor en las caderas suele aparecer cuando usas zapatos incómodos, por ejemplo tacones, o llevas muchas horas sentado. Para aliviar el dolor, túmbate en el suelo, coloca la pelota de tenis debajo de un lado de la cadera y utilízala de apoyo. Una vez hayas encontrado el equilibrio, traza 12 círculos lentamente en una dirección y luego en la otra. Cuando termines, cambia la pelota al otro lado de la cadera y repite lo anterior.

4. Hombros tensos



Aliviar la tensión en los hombros es muy sencillo: túmbate boca arriba en el suelo y coloca una pelota de tenis detrás de uno de tus hombros. A continuación, comienza a mover tu hombro en todas las direcciones posibles. Hazlo durante 3 minutos en cada lado, ya verás que los músculos se relajarán casi de inmediato.

5. Rodillas



Si notas que te duelen las rodillas, este ejercicio te ayudará: sentado, dobla una rodilla y coloca la pelota en la parte posterior de la misma. Aprieta la pelota entre la pierna ayudándote con los brazos, como intentando aplastar la pelota, cuenta hasta 10 y relaja. Cuenta hasta 10 y repítelo de nuevo, y así de 8 a 10 veces. A continuación, repite con la otra rodilla.

6. Pies cansados



El dolor de pies es un dolor muy común que afecta a todo nuestro cuerpo. Para aliviarlo, coloca una pelota bajo el arco del pie, sujetándote en una silla para mantener el equilibrio y mantén el talón en el suelo, dejando caer tu peso sobre él. Toma respiraciones profundas durante 30 segundos a 1 minuto. Después, lentamente, mueve el pie de lado a lado de manera que la pelota ruede por el arco del pie. Repite el movimiento de 1 a 2 minutos. A continuación, rueda la pelota de arriba a abajo, desde el talón a la punta, de 1 a 2 minutos, y realiza el mismo ejercicio con el otro pie.

7. Manos doloridas



Utilizar el ratón del ordenador a diario es una de las principales causas de tener manos doloridas. Sentado en el suelo, coloca una mano sobre una pelota. Coloca tu otra mano encima para ejercer presión, y "aplasta" la pelota dejando caer tu peso sobre ella. Mantente en esta postura durante 1 minuto mientras respiras profundamente. A continuación, mueve la pelota de un lado a otro y luego arriba y abajo, trazando la forma de un asterisco en la palma de tu mano, de 2 a 3 minutos. Repite con la otra mano.

Aunque al principio las pelotas de tenis puedan resultar algo incómodas y duras, después de realizar estos ejercicios, notarás cómo tus músculos están mucho más relajados, y podrás volver a afrontar la vida diaria con toda la energía que ello requiere. ¿Quién hubiera dicho que dos pelotas de tenis darían tanto de sí?

No hay comentarios: