LIMPIAR EL HORNO SIN ESFUERZO


 No nos vamos a engañar, quizá sea el electrodoméstico que mas dolores de cabeza nos da. Todos estamos hartos de productos que no limpian como dicen o de los que hay que dejarse las manos en ello…y todo para que encima no se quede limpio.

Lo bueno de este truco que os traigo, es que el esfuerzo es mínimo. Todo va a depender de la suciedad que tenga el horno. Si está muy sucio, necesitará toda una noche de reposo, si tiene una suciedad normal, con 3 o 4 horas será suficiente, eso sí, mientras tanto, vosotros a vuestras cosas o a descansar!!!

Eso sí, yo recomiendo usar este truco cuando el horno está realmente sucio, pues es muy agresivo. Para una limpieza de mantenimiento, es mejor usar un limpia hornos normal.
Para evitar que el horno coja tanta suciedad, es mejor usar bolsas de asado.

Solo tiene una pega:
El amoniaco es un producto muy fuerte y tóxico, por lo que debemos protegernos bien para hacerlo y si nuestro horno tiene accesorios de aluminio o metal, como bandejas o rejillas, que no sean de acero inoxidable, retirarlos pues el amoniaco los ennegrece. Por lo demás, todo es coser y cantar.
Vamos a ver como comenzamos a limpiar el horno sin esfuerzo.


Vamos a necesitar
  • Un vaso de amoniaco, da igual perfumado o no
  • Agua hirviendo
  • Vinagre
Empezamos a limpiar el horno sin esfuerzo
Lo primero será calentar el horno a 200 º y apagar cuando alcance la temperatura.
Mientras calentamos un litro de agua mas o menos, hasta que hierva.
Ponemos en la parte baja del horno la bandeja y en la parte alta la rejilla con un plato hondo. Si nuestra rejilla no es de acero usar otra bandeja o bien forrarla con papel de aluminio.



Cuando hierva el agua, echar sobre la bandeja.


Y en el plato hondo, poner el vaso de amoniaco de forma rápida y cerrar la puerta.


Hay que tener mucho cuidado con los vapores. Os recomiendo usar una mascarilla o paño que cubra nariz y boca y tener la cocina muy bien ventilada. Luego dejar todo abierto y abandonar la cocina.

Los vapores del amoniaco actuarán por nosotros
De forma que cuando haya pasado el tiempo,( lo mejor es hacerlo a última hora de la noche y dejarlo hasta por la mañana), solo tendremos que pasar una bayeta y la suciedad sale sola. Si alguna mancha persiste, se puede frotar con estropajo y un poco de lavavajillas y sale sin problemas. A partir de las 3 horas, podemos ir haciendo pruebas para ver como va funcionando.


Para eliminar todo resto de amoniaco y olores:
* Encender el horno a máxima potencia y poner en la bandeja un poco de agua y vinagre. Como en 20 minutos, se evaporarán agua y vinagre y con ellas los olores. Estar pendiente para que no se queme la bandeja.

Listo para cocinar de nuevo, limpiar el horno sin esfuerzo si es posible!!!

Comentarios

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

Artículos más vistos