DIME CÓMO ES TU MADRE Y TE DIRÉ QUÉ REGALARLE


El día de la madre se acerca y empiezan las prisas por encontrar el regalo perfecto. Está claro que necesitas algo magnífico que no defraude a esa gran mujer que te trajo al mundo. Pero, ¿cómo es tu madre? Dime cómo es y te diré qué regalo se merece. Aunque todas las madres compartan el don de encontrar cualquier cosa que tú hayas perdido, se preocupen cuando salgas de viaje en coche o te pidan que les envíes un mensaje justo en el momento en el que el avión aterrice, la verdad es que no todas son iguales.


Madre romántica
Si se reblandece cuando ve ‘Pretty Woman’ o ‘El Diario de Noah’, sin duda su plan perfecto para el día de la madre pasa por hacer algo que contenga una alta dosis de amor. Una cena romántica para dos, un paseo en barco bajo la luz de las estrellas o regalar dos entradas para ver en el cine una reposición de ‘Lo que el viento se llevó’ serán alternativas perfectas.

Madre tradicional
Si tu madre es más tradicional y lo que le van son los hobbies tranquilos, puedes apostar por obsequiarla con un curso de macramé online, dar un paseo con ella por alguno de esos lugares que, a pesar de estar muy cerca de casa, parecen de otro mundo o regalarle una suscripción a su revista favorita.



Madre gastronómica
El día de la madre perfecto para las amantes de la cocina puede variar dependiendo del nivel de afición a los fogones que se tenga. Si tu madre es de las que ama la comida en todas sus versiones, una gran idea puede ser ir con ella a algún restaurante de comida exótica. Si no la ha probado y resulta que le gusta, además de haberle hecho un buen regalo, habrás descubierto otro plan que hacer con ella.

Madre fashionista
Pero si la tuya es de esas madres que preferirían pasarse su día haciendo shopping estamos sin duda ante la madre fashionista. Llévala contigo a comprar su regalo a su tienda de ropa o accesorios preferida o aprovecha el día de la madre para dejarla asombrada regalándole una tarde de compras con su propio personal shopper.



Madre aventurera
La que está dispuesta a comerse el mundo a bocados siempre y cuando haya adrenalina de por medio. Si la tuya es de estas, lo tienes fácil: Un vuelo en parapente, un viaje en globo aerostático o incluso un salto en paracaídas o puenting pueden ser una solución magnífica que hagan de su día de la madre un recuerdo inolvidable.


Comentarios

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES

Artículos más vistos