El médico oyó a una mujer embarazada gritar. Ahora mantén la vista en sus piernas. ¡Asombroso!


La historia de este doctor y los siguientes protagonistas es sorprendente. Él, recién estaba atendiendo a un herido de bala en urgencias, cuando de repente escucho una mujer gritar de una forma muy descontrolada y alarmante. Al voltearse para mirar de donde procedían los gritos, se quedó con la boca abierta. Y lo más fuerte es que no tuvo ni tiempo de moverse. ¡No le dieron tiempo!

No sabía que algo así podría llegar a pasar en la vida real. ¡No te lo pierdas!




Comentarios

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES