INCREÍBLE, COMO SE DESTAPAN TUS OÍDOS EN SEGUNDOS CON ESTE REMEDIO CASERO


El cerumen de los oídos es una sustancia que se produce de manera natural cuya finalidad es la de proteger los oídos de las bacterias y otros agentes que podrían dañarlos.



La cera de los oídos protege el conducto auditivo atrapando la suciedad y retardando el crecimiento de las bacterias, sin embargo el cerumen puede acumularse y causar molestias en el oído por lo que se debe limpiar y eliminar el exceso de cera.




Un exceso de cera en los oídos puede causar dolor, zumbido en el oído, disminución de la audición, sensación de plenitud o picor. Esta acumulación de cerumen en los oídos es habitual que se produzca debido al limpiar los oídos con hisopos de algodón, que en lugar de limpiar obstruyen la cera y la empujan hacia el interior del oído, así como las personas que utilizan audífonos o tapones para los oídos son más propensas a sufrir una acumulación de cera.

Para prevenir la acumulación de cera es importante limpiar los oídos regularmente y eliminar el exceso de cerumen y para ello puede hacer uso de algunos de los siguientes remedios naturales.



Solución salina.

Añada 1 cucharadita de sal a 1/2 taza de agua tibia y mezcle hasta que se disuelva por completo.

Empape un algodón en la solución y exprima unas gotas de la misma en el oído inclinando ligeramente la cabeza hacia arriba. Mantenga esa posición durante unos segundos para que el agua salada penetre dentro del oído.

A continuación incline la cabeza hacia el lado opuesto para drenar la solución de la oreja.

Peróxido de hidrógeno.

Mezcle partes iguales de peróxido de hidrógeno (no debe ser superior al 3%) y agua.

Ponga unas gotas de la mezcla en el oído inclinando la cabeza hacia un lado. Deje actuar durante unos segundos y a continuación incline la cabeza hacia el lado opuesto para drenar.

Aceite de bebé o aceite mineral.

Ponga unas gotas de aceite para bebes o aceite mineral en el oído para ablandar la cera.

Deje que el aceite actúe y coloque una bola de algodón en el oído para evitar que el aceite salga antes de llegar a la cera.

Elimine la bola de algodón del oído tras unos minutos y drene el exceso de aceite.

Vinagre y alcohol para fricciones.

Mezcle a partes iguales vinagre blanco y alcohol en un tazón o taza.

Vierta unas gotas en el oído tapado con cera y siga el mismo procedimiento para drenar el exceso de líquido.

Aceite de oliva.

El aceite de oliva es uno de los mejores remedios para eliminar el exceso de cera ya que la ablanda con el fin de facilitar su eliminación.

Ponga dos o tres gotas de aceite de oliva en el oído antes de acostarse.

Repetir durante 3 o 4 días para eliminar el bloqueo de cera.

Agua caliente.

Ponga un poco de agua tibia y limpia en el oído afectado y dejar actuar durante unos segundos y a continuación drene.

Comentarios

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES