CON ESTO PUEDES SALVARTE DE LA DIABETES – UNA RECETA DE UN ANTIGUO REMEDIO CASERO…TRÁTALO HOY MISMO!!..


La diabetes es una enfermedad que cada vez afecta a más personas alrededor del mundo, sin que se haya descubierto aún una manera definitiva de erradicarla.



Los tratamientos que se recetan para esta enfermedad se limitan a tratar de mantener bajo control la condición, sin que se trate de curarla. No obstante, quienes padecen de diabetes saben que su calidad de vida nunca vuelve a ser la misma.




No te compliques más con tratamientos que no te harán sanar. A continuación te presentamos una milagrosa receta casera que te ayudará a curarte de la diabetes. Los resultados son asombrosos. ¡Sigue leyendo para que descubras en qué consiste!

Como sabrás, la diabetes es una enfermedad que impide al cuerpo procesar la glucosa correctamente, ya que el páncreas no aporta la insulina necesaria para neutralizarla.



Debido a esta deficiencia de insulina, la persona no puede volver a tener una vida normal, por lo que se ve obligada a controlar todas sus comidas hasta el día de su muerte y recibir inyecciones diarias de insulina.

Oficialmente, no existe ninguna cura para la diabetes. No obstante, es posible que este remedio natural te ayude a no depender de la insulina.

Cuando los niveles de insulina se ven alterados, experimentas un cosquilleo, y entonces acudes rápidamente a tu inyección.

Esta receta con puerro podría hacer que prescindas de la insulina, llevando una vida más saludable.

¿Qué necesitas?

• Agua mineral.
• Un puerro con raíz.

¡Así de sencillo es este remedio! Lo que debes hacer es:

Limpiar el puerro para que no quede ningún rastro de tierra o suciedad.

Después, debes colocar la rama de puerro dentro de un envase y llenar el recipiente de agua mineral hasta cubrir el puerro por completo.

Deja que la preparación repose durante un día entero. Pasado este tiempo, ya estará listo tu sustituto de la insulina.

Lo que debes hacer es beber el agua producto de la preparación durante el día. Repite al día siguiente y así sucesivamente.

Notarás los resultados desde la primera administración. No olvides consultar con su médico ante cualquier eventualidad.

RECETA:

Lavar y cortar la mitad de un kilo de repollo fresco, poner en una batidora o licuadora y agregar un cuarto de taza de agua destilada. Mezclar hasta obtener una papilla verde, con trozos de repollo, y luego mezclar esta papilla en el más fuerte de la tasa por unos diez segundos.

Beber un vaso de este magnífico y jugo fresco cada día, antes de cada comida.

Comentarios

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES