MI VECINA SIEMPRE ECHA ACEITE DE OLIVA EN UNA MANDARINA EN NAVIDAD, CUANDO DESCUBRÍ SU SECRETO CORRÍ A MI CASA A INTENTARLO.


En Navidad es muy acogedor prender unas velas, calentarse con una manta en el sofá y tomarse una bebida caliente, en los países hace frío en estas fechas, claro está. pero incluso si no hace frío, puede quedar muy bonito para la cena de Navidad.
Cuando se trata de velas, pocas velas brinda tanta sensación acogedora como esta pequeña creación.



El truco es usar la cáscara de mandarina para crear estas velas caseras, suena extraño  tal vez, pero se ve muy bonito, además es muy sencillo hacer.

¡Ya me está llegando esa sensación de Navidad!



Toma una mandarina, corta una línea dando una vuelta completa por la cáscara.

Afloja la cáscara con cuidado y comprueba que te queden dos partes del mismo tamaño.

Sujeta la parte de cáscara que tiene un pico en el medio, y llénala hasta más o menos un cuarto con aceite de oliva.

Con la otra parte de la cáscara haz unos cortes en forma de estrella, por ahí saldrá la luz. ¡Esto le dará un toque elegante y bonito!



Cuando la cáscara haya succionado el aceite de oliva puedes sacar los fósforos y encender la pequeña mecha en el medio de la cáscara.

Coloca la tapa y ya estará lista tu nueva vela casera. ¡Excelente
¡Pero ten siempre cuidado con las velas! Colócala en un sitio seguro donde no existe riesgo de incendio y apágala cuando dejes la habitación.

Aquí puedes ver cómo se hace:


Es un truco genial para hacer acogedora una hace. ¡Compártelo con tus amigos que les gusta ser creativos!

Comentarios