INCLUYE ESTOS CINCO CAMBIOS EN TU DESAYUNO PARA EVITAR EL ESTREÑIMIENTO

Para evitar el estreñimiento debemos llevar una dieta rica en fibra y empezar nuestro día con alimentos que nos ayuden a favorecer el movimiento intestinal.
Todos pasamos por ciertas épocas en que aparece ese enemigo incómodo: el estreñimiento. Es cuando ir al baño se convierte en poco más que un infierno. 
Nos sentimos pesados, apáticos y con poca energía.



El estreñimiento ocasional es algo común y que se asocia al sedentarismo, a determinados hábitos alimenticios e incluso a la ingesta de algunos fármacos.

No obstante, el problema se vuelve más grave cuando pasamos ya al estreñimiento crónico, un problema que afecta en mayor grado a la población femenina.



De hecho, estudios como el publicado en la Revista de la Sociedad Valenciana de Patología Digestiva nos indica que factores como la propia anatomía de la mujer, sus cambios hormonales, el embarazo o el estrés determinan en mayor grado su aparición.

Para evitar este problema lo más importante es cuidar en el día a día de determinados hábitos que facilitarán nuestro correcto tránsito intestinal.


Ahora bien, en el momento en que el estreñimiento se alargue más allá de de dos o tres semanas, es necesario consultar con un especialista.

Por nuestra parte te proponemos que empieces con pequeños cambios en tu desayuno.

Es en este primer momento del día nuestro organismo está mucho más receptivo a determinados alimentos y pequeños remedios que agilizarán tu tránsito.

Te animamos a tomar nota.

1. Aceite de oliva y limón para el estreñimiento
La primera propuesta es tan sencilla como económica: tomaremos en ayunas una cucharada de aceite de oliva y jugo de limón.

Si por algo es interesante este remedio es por actuar como un depurador muy potente capaz de eliminar las toxinas que le sobran a nuestro cuerpo.

El aceite de oliva dispone de una textura y una consistencia idónea para estimular el tránsito y cuidar, a su vez, del colon. Nos hidrata por dentro y facilita el tránsito de las heces.
Tampoco podemos olvidar que el aceite de oliva es un tipo de grasa monoinsaturada.
Combinada con el limón actúa como un buen laxante que limpiará a su vez las paredes de los intestinos para facilitar la correcta absorción de los nutrientes.

Ingredientes y modo de empleo
Tomaremos cada mañana media cucharada (entre 5 y 7 g) de aceite de oliva virgen extra con media cucharada (5 ml) de jugo de limón.
Toma esta cucharada en ayunas y espérate una media hora para empezar con tu desayuno.
Nunca te excedas de esta dosis, ni tomes más de una cucharada al día.

2. Copos de avena o pan integral
Sabemos que en nuestros supermercados hay muchas opciones a la hora de elegir un tipo de cereal. La fibra es clave para combatir el estreñimiento y hemos de elegir la de mejor calidad.

Ten en cuenta que muchos cereales de los que hay en el mercado llevan demasiado azúcar, y el contenido real en fibra puede ser irrisorio. Lee bien los envases antes de elegir uno.
Por otro lado, la opción más acertada será irnos a lo natural. La avena o el pan de centeno son dos formas excepcionales de cuidar de nuestra salud y de evitar el estreñimiento.

3. Aloe vera para el estreñimiento
Si nunca has probado este remedio, ahora es el mejor momento.

El estreñimiento es esa condición por la cual nuestras heces pasan un largo tiempo en el intestino grueso. En caso de que discurran varios días sin ir al baño, aparecerá el dolor abdominal, las náuseas, la colitis…

Algo tan sencillo como tomarnos cada día una bebida natural a base de aloe vera puede hacer auténticos milagros.

Toma nota de cómo debemos preparar este remedio.
Ingredientes
1 cucharada de gel de aloe vera (15 g)
El jugo 2 naranjas
Preparación
Lo que haremos en primer lugar es obtener el jugo de las dos naranjas. Una vez listo, añade la cucharada de gel de aloe vera y disuelve bien.

Si lo prefieres, en lugar de naranjas puedes combinarlo con un zumo de limón, de pera o con agua tibia.

En caso de que tengas problemas renales, seas diabético, estés embarazada o tengas problemas de tiroides no será adecuado tomar aloe vera.

4. El kéfir, un probiótico digestivo apto para intolerantes
El kéfir es ese alimento que vale la pena incluir en nuestros desayunos. Es de fácil digestión y lo más importante es que no nos sentará mal en caso de que seamos intolerantes a la lactosa.

Sus bacterias y sus levadura forman una enzima conocida como lactasa, que absorbe la lactosa. Además, y por si fuera poco, el kéfir es rico en proteínas.
Si combinamos un poco de kéfir con unas frutas naturales conseguiremos un desayuno muy adecuado para combatir el estreñimiento.

5. Las mejores frutas para combatir el estreñimiento
La fruta natural y entera será siempre nuestra mejor aliada a la hora de evitar el estreñimiento. Para aprovechar toda su fibra nada mejor que preparar sencillas ensaladas con varios tipos de fruta.

A continuación, te indicamos cuáles son las más adecuadas para mejorar nuestro tránsito intestinal:
Papaya
Pera
Fresas
Ciruela
Piña
Kiwis
Uvas (con su piel y sus semillas)
Higos
Para concluir, no dudes empezar tus desayunos de esta manera. Asimismo, recuerda beber mucha agua a lo largo del día y cuidar del consumo de fibra en el resto de comidas del día.

Comentarios