ELIMINA EL EXCESO DE CERA EN LOS OÍDOS DE FORMA NATURAL Y SEGURA

La cera es una sustancia natural producida por las glándulas en el canal auditivo y que tiene el propósito de lubricar y proteger esta parte del cuerpo de los agentes externos.




Contrariamente a lo que muchos piensan, no es un remanente del cuerpo, sino más bien un mecanismo de defensa que el cuerpo adopta contra hongos, virus y bacterias.



El problema se produce cuando hay una producción excesiva de cerumen, lo que termina bloqueando el conducto, causando molestias, zumbido en los oídos, pérdida de audición y sensación de picor.

Lo peor es que muchos no saben cómo eliminarlo de la manera correcta y terminan utilizando herramientas inadecuadas tales como hisopos de algodón, e incluso los dedos.



Al principio, parece que estos objetos son capaces de eliminar una gran cantidad de cera en el oído acumulada, pero en realidad conducir más hacia el tímpano.

Es por esta razón que es esencial conocer algunos métodos alternativos para eliminar el exceso de cera en el oído y evitar mayores complicaciones.



1. Solución salina
El agua salada es uno de los mejores remedios para limpiar los oídos. De hecho, se las arregla para suavizar el cerumen y facilitando su eliminación.

Ingredientes
1 cucharadita de sal (5 gramos)
½ taza de agua caliente (125 ml)
almohadilla de algodón 1

¿Qué debe hacer?
Disolver la sal en media taza de agua tibia, mezclar bien los dos ingredientes.
Remojar la bola de algodón en el líquido y utilizarlo para exprimir unas gotas en el conducto auditivo.
Mantenga la cabeza inclinada durante 3 a 5 minutos para que el agua pueda llegar al fondo.

2. Aceite de oliva tibio
El aceite de oliva tibio tiene propiedades antisépticas que reducen el riesgo de infecciones del oído.

Ingredientes
3 gotas de aceite de oliva caliente
1 gotero

¿Qué debe hacer?
Calentar un poco de aceite de oliva y aplicar dos o tres gotas en el oído.
Esperar unos 10 minutos para llegar a la parte inferior del conducto para suavizar la cerilla.

3. peróxido de hidrógeno
Sus propiedades antisépticas sirven para prevenir la proliferación de las bacterias y evita la aparición de infecciones.

¿Qué debe hacer?
Mezcle partes iguales de peróxido de hidrógeno y agua.
Llenar el gotero con la solución obtenida y se vierte cinco gotas en el oído de limpiar.
Dejar reposar durante 10 minutos, manteniendo la cabeza y luego lo convierte en el otro lado para eliminar el exceso.
Eliminar la cera que queda en el oído externo con un paño limpio.

4. Aceite para los recién nacidos
El aceite de bebé se compone de sustancias delicadas que nos permiten utilizar de forma segura incluso en la zona del oído interno, donde la cera del oído.
SIGUENOS

Comentarios